viernes, 22 de junio de 2012

Astronomía en Gredos

Pues siguiendo en nuestro afán de potenciar el turismo de naturaleza, hemos adquirido recientemente un telescopio astronómico. Al principio me parecía un poco arriesgado ya que aunque siempre me ha gustado la astronomía nunca la había practicado, lo cual me ha supuesto muchas horas de lectura, de observación y un sinfín de dudas y preguntas, pero en un sitio como en el que vivimos nosotros contar con un telescopio astronómico, ahora me parece imprescindible.
Muchos se preguntaran porque digo que es imprescindible y me gustaría explicároslo, cuando el trabajo me lo permitía me he sentado muchas noches en la terraza y como sin darme cuenta echaba la vista al cielo nocturno divisando las constelaciones más sencillas, Osa Mayor y Menor, Casiopea, Orión…. Planetas como Venus, Marte… y siempre viendo esa Luna llena que a veces parece enorme, las lluvias de estrellas fugaces e intentando siempre aprender más.
Lo que nunca me había planteado era comprar un telescopio astronómico, no sé el porqué, quizás porque parece que hablar de un telescopio siempre parece que es de ser un profesional, pero mi intención no era esa…Que hago???  Me lo compro o no??  Sabré manejarlo??   Bueno aquí vendrían un montón de dudas mas que no os cuento, pero después de mirar y leer mucho me di cuenta que nuestra zona es una zona privilegiada por la calidad de nuestros cielos, y en eso influye la contaminación lumínica producida por los alumbrados públicos y por la contaminación, cosa que no nos afecta prácticamente nada, entonces pensé ..Y porque no??, pues dicho y hecho, busque un modelo asequible y que no pesara mucho aun sacrificando un poco de luminosidad, así que me decante un por un telescopio refractor Celestron 130 EQ con su motor y su montura ecuatorial, pensando que no siendo un “gran” telescopio si es bastante para un aficionado como yo y que me serviría para aprender el manejo y ya empezar a ver muchas estrellas, nebulosas y etc., y puedo decir que estoy muy contento con él, bueno mejor dicho, estoy muy contento con tener un telescopio astronómico ya que he disfrutado de unas sesiones muy bonitas descubriendo estos cielos tan espectaculares y oscuros que tenemos.
Todo no han sido éxitos ya que manejar un telescopio astronómico y con montura ecuatorial tiene sus cosas, ponerlo en estación, buscar las estrellas, enfocar, los oculares…bueno todo eso se aprende pero lo que si os puedo asegurar que tenemos unas calidades de cielo excepcionales, tanto es así que se está intentando gestionar una certificación a nivel mundial otorgada por la UNESCO que acredite la calidad de nuestros cielos nocturnos, por algo será.

jueves, 7 de junio de 2012